Gracias ...a ti, que lo hiciste posible

El pasado 29 de octubre fue para La Voz de Tara un día muy feliz… ¡gracias a ti!

Preparar un espectáculo es una tarea compleja y, cuando sale bien, no suele ser el mérito de una persona, sino el resultado de infinidad de esfuerzos e intenciones unidas en una misma dirección.

gracias-a-ti-que-lo-hiciste-posible-lav-voz-de-tara-9

gracias-a-ti-que-lo-hiciste-posible-lav-voz-de-tara-3 gracias-a-ti-que-lo-hiciste-posible-lav-voz-de-tara-4 gracias-a-ti-que-lo-hiciste-posible-lav-voz-de-tara-10

Por ello, deseamos dedicar esta publicación a todas y cada una de las personas que hicieron posible que el pasado 29 de octubre se llenase de magia el Teatro Guiniguada. A quienes han contribuido con su tiempo y sus conocimientos a materializar nuestra idea en forma de guión, sonido, palabra e imagen, a quienes se se han volcado para que en el teatro todo saliese y se transmitiese como nosotros queríamos, a quienes han alimentado nuestra ilusión, a quienes como nosotros han decidido emprender un viaje para conocer sus propias raíces e identidad a través de la mitología de los antiguos canarios…

gracias-a-ti-que-lo-hiciste-posible-lav-voz-de-tara-1 gracias-a-ti-que-lo-hiciste-posible-lav-voz-de-tara-2 gracias-a-ti-que-lo-hiciste-posible-lav-voz-de-tara-13gracias-a-ti-que-lo-hiciste-posible-lav-voz-de-tara-6 gracias-a-ti-que-lo-hiciste-posible-lav-voz-de-tara-7 gracias-a-ti-que-lo-hiciste-posible-lav-voz-de-tara-11

Gracias

a mi amada hija Ana E FQ,

a Akela mi maestra

a Pepa del Castillo y a Rho Pegg,

a las personas que disfrutan de nuestro trabajo,

a quienes nos acompañaron -físicamente y con el corazón- en el Teatro Guiniguada,

a los medios que nos dedicaron su atención,…

En definitiva, gracias a todas las personas que hicieron posible que LAVOZDETARA llegara a su corazón.

 

Elisha María Lili y Stephan Hübner

 

Compañero de TARA Stephan Hübner

LAVOZDETARA no sería posible sin la colaboración de compañeros de camino que aportan su arte, sabiduría e intuición a cada proyecto.

Entre las personas excepcionales con las que cuenta en LAVOZDETARA está, sin lugar a duda, Stephan Hübner, nuestro coordinador de producción, director de sonido y también artista.

Tras haber crecido en Bremen, Alemania rodeado de música y arte como hijo de cantante y actor de teatro, comenzó a tocar el violín y la guitarra a temprana edad. Más adelante, en su adolescencia, entró en el mundo de la percusión, el canto y el teatro, siempre en la búsqueda de nuevos estilos, hasta que un largo viaje a Asia le sirvió para descubrir nuevas técnicas en la cultura de la música, que le marcarían para siempre.

A partir de ahí y desde la fascinación que le produjo encontrar ese nuevo mundo sonoro, realizó sus estudios especializándose en instrumentos de otras culturas. Desde entonces, no sólo ha participado como músico en conciertos y grabaciones tocando el didgeridoo, los tambores ancestrales, los cuencos de cuarzo y los cuencos tibetanos, sino que también comparte su conocimiento de estos instrumentos contribuyendo a la formación de otras personas. También está especializado en los sonidos ancestrales como director de sonido, destacando por su impresionante canto grave o Canto Yang, el canto sagrado de los monjes tibetanos y de los chamanes de Mongolia, con el que tratan de comunicarse con sus dioses.

 

Dos caminos, un destino

Pasó a formar parte de las producciones de La Voz de Tara en 2013, coincidiendo con la presentación del disco “Voces del Espíritu” y posteriormente el musical “El culto primitivo del Canto”. Y si bien al comienzo de esta colaboración constituyó un pilar y un extraordinario apoyo en el aspecto técnico de las producciones, con el tiempo se ha integrado también en los procesos de creación e interpretación, con su dominio magistral de los instrumentos de otras culturas y con su potentísima y sabia voz.

la-voz-de-tara-11

De algún modo, se podría incluso decir que el largo viaje de descubrimiento que le llevó en 2013 a conectar con La Voz de Tara fue el trayecto necesario para abrir las puertas a un destino en el que música, consciencia y alma se unen mágicamente. Es por eso que se ha convertido en un miembro imprescindible que participa en todos los proyectos de la productora, enriqueciéndolos con su perspectiva.